4 comentarios en «one more train passing by»

  1. Me parece que si te adhieres a este pensamiento tan “nihilista” no estás en el camino correcto, porque nuestra vida tiene un sentido, un propósito, y es volver a Aquel que nos dio el ser y nos sustenta en él. Y en el camino, tenemos muchas huellas del amor del Creador, como lo son el amor de nuestros padres, y de tantas personas que Dios pone en el camino de nuestra vida. Pero primero tenemos que saber de qué va el Amor, el de verdad, el que es un reflejo del amor de Dios. Y te aseguro que no se parece a los fuegos artificiales (explosión de luz y color, para dejar como recuerdo, tirado en el suelo, un palitroque negro, quemado). Es más bien una hoguera, que a veces cuesta que se encienda, o que se enciende rápido, pero que siempre cuesta mantener. Pero aunque parece que se apaga, si la cuidamos y alimentamos , si soplamos el rescoldo, vuelve a tomar fuerza. Es un reto a nuestra voluntad, esta potencia del alma que a veces menospreciamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.