entre estantes

¿cúantas veces debo reinventarme para ser realmente yo? pensó mientras miraban libros en su librería favorita. apartó la mirada de los estantes para contemplar como sus manos recorrían las páginas de historias aun sin conocer. su cuerpo se estremeció… solo desnuda podría verse más bella. se acerco y le dijo: “prométeme que serás libre” sus ojos se humedecieron y la beso suavemente en los labios. ella continuó su búsqueda entre los estantes. él, sin que ella pudiera darse cuenta, salió del lugar para nunca regresar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *