boceto

estaba sentada como tantas veces la había encontrado. rebuscando entre páginas refugio y respuestas a preguntas que se negaba a responder por su cuenta. nadie le prestaba atención, las horas pasaban sin quedarse, al igual que las personas que rara vez la acompañaban. intentó un par de veces partir con quien le hacia compañía, pero el calor de ese rincón era tan acogedor que resumía diciendo: no necesito nada más que esto. inmediatamente el miedo le aceleraba el corazón, le hacía preguntarse mil y un cosas más de las que se hubiera querido preguntar…

realmente había aprendido a amarse, a no necesitar nada de nadie. todo era desechable, empezando por ella misma. sentía que nada cambiaría si ella no existiera, sería simplemente una silla más vacía, un café humeante que alguien más disfrutaría, un metro cuadrado adicional en esta hacinada ciudad.

la muerte le era tan ajena que aún sabíendose absolutamente prescindible, nunca se había detenido a conversar con ella. estaba convencida que podría estar muerta que nadie se hubiera enterado, así que para qué gastar el tiempo pensando en cosas inevitables e insignificantes…

prefería perderse en las historia de cualquier libro. no existía texto malo o mediocre, eran exactamente el reflejo de la vida real. algunas sobresalientes y maravillosa, así como otras patéticas y deprimentes, que no vale la pena ni contarlas. ella no las juzgaba, solo las devoraba con los ojos para vivir cada una de ellas… para ella eran su universo. gracias a ellas había sido la amante de mil hombres, la oreja de van gogh, el pincel y cincel de miguel angel, la niña que le escribía cartas a su padre preso, incluso una vez fue un barco de papel que había logrado atravesar el atlántico. hace un tiempo la logré escuchar decir que en esta vida ya había vivido al rededor de diecinueve mil vidas…

hoy mientras escribo estas lineas espero que realmente este sonriendo e iluminando el mundo como el día en que descubrí que me aterraba la luz del día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *