el 18 de enero

Grandpa - TheRyan4000

Carta a un ciudadano/a, que la leerá el 18 de enero del año siete mil millones dos mil seis. Justo antes de la colisión de galaxias a las cinco de la tarde…

Carlos:

Tiempo habrá ya para explicar por qué apareció de la nada esta carta en tu mano, como ya sé son la cinco de la tarde y las galaxias están a punto de colisionar. Por lo que dicta la historia ese día, todos estaban listos para morir, pero esta es la prueba de que pasó todo lo contrario. Esta carta la envió desde mil millones de años más adelante ¿como sé esas cosas? por qué sé que llevas la suéter roja, la camisa blanca y el jeans azul oscuro. Lo sé por que ya lo viviste por que así pasó ese día, la carta apareció en tu mano izquierda, por que tu derecha está ocupada tomando la de tu novia, supongo que ahora si tengo tu atención.

Primero respira profundo y no se preocupen. Es cierto las galaxias van a colisionar, pero lo que nadie sabía es que las galaxias traen vibraciones diferentes. Sí, lo sé, algo muy poco común en la misma dimensión pero así fue, lo que está a punto de suceder abrirá los ojos de todos, este extraño barajamiento de planetas nos dejará acceder a la información acumulada en nuestro subconsciente y nuestro código genético, dejándonos así saber exactamente todo lo relacionado a la infinidad de sucesos que pasaron para que estemos en este preciso momento donde estamos. En pocas palabras uno nace sabiendo absolutamente todo lo que sus progenitores sabían, con completo dominio de esa información, el termino niño/adulto/anciano es ya uno solo, ser humano. El avance tecnológico que viene no tiene precedente y el entendimiento con la naturaleza será mágico, si es que cabe usar esa palabra. Sé que aun no respondo que fin tiene esta carta pero tenía que aclarar un poco el por qué sé estas cosas.

Hay un dato que no hemos podido averiguar, no ha habido forma de dar con un eslabón que nos conecte a la rama que sabía eso, después de buscar y buscar y seguir buscando, encontramos que tu eres el que tiene aún la oportunidad de llegar a esa información, simple y sencillamente por el lugar donde estás en este instante, por la persona con la que te encuentras y lo más importante por el anciano que va a pasar frente a ti en el momento exacto que vean el destello producido por el efecto del encuentro de las dos vibraciones. Lo único que debes hacer es preguntarle el nombre a ese señor que llamara tu atención, sabemos que lo viste pero no paso por tu mente preguntarle el nombre, ni como se encontraba, ni a nadie más. Esa información tan valiosa, el secreto más antiguo de la humanidad se perderá dentro de unos minutos, pero puede perdurar mil millones de años más con solo ser amable con ese anciano canoso que te está mirando en este instante.

-Alberto

3 comentarios en “el 18 de enero”

  1. el instante que inverosimilmente el unverso en si nos trae para conocer lo desconocido, hace que cada mirada se paresca a la que debemos hacer, lueg de conocer las noticias que tan desdichada carta nos trae; si este anciano llegase a cruzarse en mi camino. ahora mi pregunta es, ¿que hacer su este anciano viene acompañado de una mujer, o de un pequeño o de una anciana? ¿que debo preguntar? ¿puedo preguntarles a los dos? ¿se perdadera el secreto si no pregunto en el momento justo? ¿Sere el mismo luego de preguntar para conservar por mil millones más de años el secreto tan bien gardado apunto de pereceren el ovildo de el polvo cosmico?

  2. Todos eslabones de una misma cadena, aunque hechos de diferentes materiales y colores, tantos como solo el amor humano puede dar. Continuidad, permanencia, sobre todo unidad. Y la responsabilidad de hacer que, por mí, no se rompa la cadena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *