diez y cuatro

entró solo al bar
preguntandose si sería el fin
tal vez
el fin de la noche
o cualquier otro fin
al fin y al cabo
da lo mismo

de todas formas
todo iba terminando
los discos ya reemplazaban
la voz del cantante
no era dificil
prever el final

se tomaría
un par de cervezas
pagaría la cuenta
y volvería al hostal
tan solo como llegó

con un poco
más de alcohol
en la sangre
más humo
en los pulmones

con el sin sabor
de haber llegado
una vez más
a donde nunca
pasa nada

3 comentarios en “diez y cuatro”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *