archivar

Odilon Redon - Flower Clouds

es tan sencillo como archivar lo que ya no sirve
es inútil destruirlo por que siempre va a aparecer
ya sea como un fantasma, como una canción
o en la cara de alguien que nos recuerda

a la hora de archivar, el mismo hecho de
seguir archivando lo va a ir dejando atrás
y servirá de referencia para futuras decisiones

el hecho de destruir recuerdos es un
asunto realmente difícil sobre todo
al ser algo intangible, siempre esta
la opción de escribirlo todo en un
papel y quemarlo

pero quedara el recuerdo del papel
que se quemo y ese irremediablemente
nos llevará a recordar el mensaje que
dejamos en él y volverá a ser parte nuestra

en cambio si esta archivado sigue siendo parte de uno
es algo que nadie nos puede quitar y nos recuerda que
nuestra estadía en este vida no ha pasado en vano

al menos es como yo lo veo
ojalá te sirva de algo

2 comentarios en “archivar”

  1. No sé quien ocupaba el consejo, o si era para vos mismo, pero mejor no pudiste decirlo…

    Uno archiva… y se guarda los recuerdos lindos y las enseñanzas en la gaveta de diario…

    Y lo demás poco a poco lo vá olvidando… como ese juguete que guardaste en el fondo del closet y que, un día al ordenar encuentras, juegas con él como cuando eras niño, y ya no te dá melancolía por lo que fué y ya no es, sino que sonríes porque pasó.

    Saludo

  2. Precisamente hoy me doy cuenta de aquello que tanto evado,
    de aquello que creo será lejano si no lo pienso,
    tal vez hoy lo siento compañero,
    no lo culpo
    a veces la soledad llama a la compañía
    y simplemente creer en uno es sumar otro,
    probablemente me termine convirtiendo en esto,
    quizás el tiempo también cometa errores ortográficos
    y la pluma que utiliza está un poco gastada,
    en todo caso el lamento está demás, no es bienvenido,
    y a la larga un año se vuelve un dos y dos años se vuelven tres,
    aún así queda ese instante en que todo fue nada y ese nada fue todo
    presente en una lágrima gastada o en un garabato por sonrisa
    sin embargo tenemos la seguridad de que no va a regresar, o quizás no ahora…
    quién sabe…
    no se si evadir es recordar o poner a un lado del camino esas voces y
    hacernos los sordos, pero sabemos que cada cierto tiempo se asoman a cantarnos
    las verdades, por eso creo que a la larga es mejor no engañarnos y hasta contarles nuestros continuos fracasos, a fin de cuentas son familia.

    Hizo de mi noche un momento inesperado, simplemente me sacó de base, me quito el sombrero…gracias de verdad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *